El fenómeno afectará hasta el viernes a los estados de Yucatán, Quintana Roo y Campeche; el CENAPRED descartó que suponga un riesgo alto para la población.

La nube de polvo del Sahara ya arribó a México. Y las primeras imágenes de sus efectos fueron captadas en Cancún, en el estado de Quintana Roo.

Desde primera hora de la mañana, la masa de aire seco del desierto de África avanzó sobre la joya del Caribe mexicano y envolvió a la ciudad en un ambiente brumoso, destiñendo el azul intenso del cielo, y ocultando el sol.

Así se observa en un video publicado en Twitter por Webcams de México, que muestra en directo la vista desde el Resort Beach Palace, ubicado en la prestigiosa zona hotelera de Cancún. Además, el fenómeno también se adentró en otros puntos de la entidad, tal y como se aprecia en una fotografía tomada en Isla Mujeres.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el fenómeno afectará durante este miércoles a la Península de Yucatán, Quintana Roo y Campeche, y se espera que en estos tres estados se dé la máxima concentración de aerosoles durante el jueves y el viernes.

“Posteriormente, se moverá sobre aguas del Golfo de México, pasando sobre zonas costeras de Veracruz y Tamaulipas. Finalmente, la noche del viernes 26 de junio, el fenómeno se desplazará hacia la parte sur de Estados Unidos de América y dejará de afectar de manera directa al territorio mexicano”, indica en un comunicado el organismo de la Comisión Nacional del Agua.

A su paso, la nube de polvo ocasionará un déficit de lluvias y ausencia de nubosidad. Esto a su vez, podría provocar un aumento de las temperaturas. El cielo se verá brumoso y los amaneceres y atardeceres cobrarán un color rojizo.

Sobre sus posibles efectos adversos para la salud, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) confirmó este miércoles que el evento, por sus características, no supone un riesgo para México.

Con información de Infobae.