Un 4 de agosto de 1693, Dom Perignon inventa el Champagne y en Universitario te invitamos a checar estos datos que tal vez no sabías de esta burbujeante bebida.

Dom Pierre Pérignon (a quien se atribuye el invento) nació en Santo-Menehould, Francia en 1638 y murió en Champagna en 1715. Fue un monje benedictino francés a quien se le atribuye la invención del método para la fabricación del champagne (vino espumante fermentado). A este descubrimiento se le denomina método champenoise.

Cuando Pierre tenía 19 años, decidió ingresar en un convento de monjes benedictinos en la abadía de Saint-Vannes, en la ciudad de Verdún. Posteriormente es trasladado a la abadía de Hautvilliers. Durante toda su estancia allí y hasta su muerte, se dedicó a la custodia del sótano de la abadía lugar donde se guardaba la producción de vino.

Durante el periodo que administró  la abadía esta prosperó y duplicó su producción vinícola. En su honor los monjes benedictinos cuando falleció, le enterraron en una sección del convento que era exclusivamente reservada a los abades.

Datos curiosos  de esta bebida:

  • Se dice cuando Pierre, produjo  involuntariamente el famoso método champenoise, exclamó): ¡Venid pronto, estoy bebiendo las estrellas!, precisamente aludiendo a las burbujas producidas por la fermentación del vino.
  • La botella de champagne tiene el triple de presión de los que tiene un neumático, así que cuidado al destapar una de estas botellas ya que el corcho puede salir a una velocidad de hasta 65km/h.
  • El champagne se elabora mezclando uvas de diferentes cosechas, las uvas utilizadas para crear el Champagne son Chardonnay y Pinot Noir.
  • Una botella de 750ml de champagne tiene 49 millones de burbujas.
  • Las burbujas del champán son fruto de un hongo: la levadura. Ese hongo microscópico necesita el azúcar para vivir  y cuando lo consume libera un gas: dióxido de carbono.
  • Entre más pequeñas sean las burbujas, mejor será la calidad del champagne.
  • El vino espumoso etiquetado con nombre “champagne” solo puede ser el elaborado en la región de Champagne, al noreste de Francia. Ya que solo los vinos producidos en esa región cumplen la Denominación de Origen.
  • Servir el champagne demasiado frio reduce su efervescencia y altera sus aromas, la temperatura idónea para servir la copa de Champagne es entre 6-8 grados.
  • Marilyn Monroe se bañó en una bañera repleta de champán, según su biógrafo, utilizaron 350 botellas de champagne para rellenar la bañera y que la actriz pudiese bañarse entre burbujas.
  • Luis XV fue un gran degustador del vino espumoso de la región de Champagne, la más famosa de sus amantes, Madame de Pompadour, fue quien inmortalizó la frase: «el champagne es la única bebida capaz de hacer más bella a una mujer después de haberla bebido».

Esperamos que estos datos te hayan gustado.