El Museo Británico es el segundo museo más visitado del mundo, acogiendo cada año alrededor de 6 millones de visitantes. Actualmente, los fondos del museo albergan aproximadamente 7 millones de objetos de los cuales se exponen alrededor 50.000, mientras que el resto están guardados por falta de espacio o en procesos de estudio o conservación. Destacan piezas como la Piedra Rosetta o los Mármoles del Partenón.

Aunque el Museo Británico (British Museum, coloquialmente “the British”) acoge arte de todo tipo no se le considera un museo “universal” de arte como podrían ser el Louvre de París o el Hermitage de San Petersburgo, ya que su colección se centra en el arte antiguo principalmente, si bien podemos encontrar dibujos y pinturas (Goya, Durero) así como una extensa colección etnológica.

Museo Britanico Interior

El edificio actual, del arquitecto Robert Smirke, es de estilo neoclásico. La anterior construcción tuvo que ser demolida para ampliar el espacio ante el crecimiento de la colección.

El Museo Británico se encuentra en Great Russell Street, en el barrio de Bloomsbury (Londres), conocido por sus plazas, jardines e instituciones educativas. El origen del museo se remonta a 1753 cuando Sir Hans Sloane donó al estado su colección privada de más de 80.000 artículos entre los que había libros y manuscritos, cuadros de Durero y antigüedades de Grecia, Roma, Egipto, Oriente y América. Se adquirió la casa Montagu y allí se constituyó el museo, que abrió sus puertas por primera vez el 15 de enero de 1759.

La entrada al museo es gratis. Se programan recorridos guiados sin costo, enfocados a una sala o a un tema específico, además el museo da la facilidad de programarlos en línea consultando su calendario. Algunas exposiciones temporales y visitas guiadas tienen un costo adicional. Por ejemplo “La vuelta al mundo en 90 minutos” es un tour a través de las piezas más emblemáticas. Está disponible los fines de semana y cuesta 12 libras esterlinas. Es el más grande y el primer museo nacional público en el mundo y la principal atracción turística de Inglaterra.

Un poco de México.

La sala 27 está dedicada a México, contiene algunas piezas mayas, mixtecas, huastecas y aztecas. Destaca el dintel 24 de Yaxchilán, la serpiente de dos cabezas y la máscara de Quetzalcóatl. Algunos de estos tesoros fueron donados por el Gobierno mexicano entre 1823 y 1825, como gesto de amistad entre ambos países.

Museo Britanico serpiente

Los viernes el British Museum cierra tarde para dar charlas, lecturas, recitales, funciones de danza, comedia y proyecciones. La mayoría está relacionada con las exposiciones temporales abiertas en ese momento.

10 de las obras imperdibles de este importante museo son:

• La piedra de Rosetta
• Los Mármoles de Elgin o los Mármoles del Partenón de Atenas
• El moai Hoa Hakananai’a (el moai más importante que se encuentra fuera de la Isla de Pascua)
• El Ajedrez de la isla de Lewis
• La Momia de Katebet, una de las mejores obras que ver en el Museo Británico
• El Monumento de las Nereidas
• Mosaico de una serpiente bicéfala (es una de las joyas prehispánicas de México)
• Esculturas y relieves asirios
• La armadura y casco de Samurái
• Los jarrones David (que pertenecieron a la dinastía Yuan, son los jarrones de porcelana china más famosos del mundo)

Para esta temporada de #YoMeQuedoEnCasa, te dejamos este link para que puedas visitar sus colecciones con tu familia y desde tu hogar: https://www.britishmuseum.org/

Con información de El Universal