Científicos alemanes desarrollaron esta tecnología desde 1986, cuya importancia radicaba principalmente en que redujo diez veces el tamaño de archivos.

Sin embargo, esta tecnología sería oficialmente aprobada por el Moving Picture Experts Group (MPEG, un grupo de trabajo encargado del desarrollo de estándares de codificación de video y audio) hasta 1992 y patentada el 14 de julio de 1995.

El (mp3) fue desarrollado en Alemania por científicos del Instituto Tecnológico Fraunhofer en 1986, que fue cuando se decidió llamar .mp3 a la extensión de este novedoso formato de audio digital comprimido que desató toda una revolución comercial.

Este formato fue desarrollado principalmente por Karlheinz Brandenburg, director de tecnologías de medios electrónicos del Instituto Fraunhofer IIS, perteneciente al Fraunhofer-Gesellschaft (red de centros de investigación alemanes) que junto con Thomson Multimedia controlaba el grueso de las patentes relacionadas con el formato MP3.

La historia inicia en 1982, cuando Brandenburg pretendía patentar una forma de transferir música usando líneas telefónicas, algo que la oficina de patentes germana consideraba imposible. No aparecería cierto progreso hasta 1986, en la universidad de Ilmenau. Inicialmente se pensó en usar un sistema por división de capas de sonido, pero fue desechado por ser considerado demasiado rígido y entonces se cambió por uno nuevo que aprovecha las limitaciones del oído humano.

La primera de ellas fue registrada en 1987. En ese año, los alemanes intentaban resolver el dilema de cómo difundir el sonido digital en el laboratorio de tecnologías de medios electrónicos. Los archivos en CD eran pesados y engorrosos, las lectoras de CD eran novedad, también el instalarlas en una PC.

En 1988 la Organización Internacional de Normalización convoca al equipo de MPEG para crear un estándar de codificación de audio. Entonces se solicitó la colaboración de varias instituciones. Brandenburg trabajó con Jim Johnston de AT&T en el desarrollo de nuevos métodos de compresión para conservar la calidad de la voz. Por fin consiguieron evitar que el sistema dañara la voz de la cantante y tuvieron que trabajar más para obtener finalmente una calidad similar a la de un CD.

Mp3

Su principal ventaja fue reducir el tamaño de los archivos diez veces con mínima pérdida de la calidad debido a la compresión. Una canción de 4 minutos 30 segundos en un CD de música ocupa 47.520 kb (o 47 MB); en mp3 puede ocupar unos 4 MB y medio.

Aunque esta reducción de tamaño implica una pérdida de calidad en el sonido, en realidad es aparente porque el oído humano no percibe todas las frecuencias de audio reproducidas por un equipo musical, así una de las técnicas de compresión es eliminar esas pequeñas porciones de los archivos de música que apenas son audibles, además de los sonidos bajos que se contraponen con los fuertes y no tendemos a escucharlos.

Cuando el mp3 surgió, en un principio los beneficiados fueron los millones de usuarios de Internet que descargan habitualmente música; los perjudicados, músicos, empresas discográficas, vendedores de CD, aunque los innovadores crearon programas de intercambio para encontrar mp3 y otros archivos, como Napster, AudioGalaxy, WinMX, Gnutella, Grokster y muchos más.

En junio de 2003 hubo una mejora en el formato (MP3PRO), haciéndolo más poderoso al dividir la música en dos: baja y alta frecuencia, codificando ésta en una zona del mp3 antes ignorada. Otros formatos comparables son el Window Media Audio y OGG Vorbis. La diferencia entre mp3 y mp4 es que este último es para audio, imágenes, texto y video.

El formato MP3 se convirtió en el estándar utilizado para streaming de audio y compresión de audio con pérdida de mediana fidelidad gracias a la posibilidad de ajustar la calidad de la compresión, proporcional a la tasa de bits (bitrate) y en consecuencia el tamaño final del archivo, permitiendo reducir hasta 12 e incluso 15 veces el del archivo original antes de su compresión.
Fue el primer formato de compresión de audio popularizado gracias a Internet, ya que hizo posible el intercambio de ficheros musicales.

Aun así, hoy día el formato MP3 continúa siendo el más usado y el que goza de más éxito con una presencia cada vez mayor. Algunas tiendas en línea como Amazon y Google Play Music7 venden su música en este formato por cuestiones de compatibilidad. En 2017 expiraron todas las patentes relacionadas con el formato MP3.

Con información de Muy interesante.