La violencia y el acoso escolar, incluido el ciberacoso, son frecuentes y afectan a numerosos niños y adolescentes.

Los Estados Miembros de la UNESCO designaron el primer jueves de noviembre de cada año como Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, incluido el Ciberacoso, reconociendo de este modo que la violencia en el entorno escolar bajo todas sus formas atenta contra los derechos de los niños y los adolescentes, la salud y el bienestar. La UNESCO hace un llamamiento a asociados de las Naciones Unidas, otras organizaciones internacionales y regionales interesadas, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales, las personas y otras partes interesadas a prestar ayuda en la promoción, organización y celebración de este día internacional.

Celebraciones en 2021

Este año, el Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, incluido el Ciberacoso, se celebrará el 4 de noviembre y tendrá como tema “Luchar contra el ciberacoso y otras formas de violencia en línea que involucran a niños, niñas y jóvenes”.

Mientras los países se encuentran en distintas fases en su respuesta a la pandemia de COVID-19, la vida y la educación de los niños, niñas y jóvenes de todo el mundo se desarrolla cada vez más en línea. Por ejemplo, en mayo de 2020, el tiempo que los niños permanecieron delante de las pantallas en Estados Unidos se duplicó con respecto al año precedente. Si bien el acceso a Internet proporciona oportunidades de comunicación y aprendizaje, también expone cada vez más a los niños y jóvenes a la violencia en línea.

ciberacoso

Aunque los datos disponibles a escala mundial sean limitados, es evidente que el ciberacoso ha aumentado en varias regiones del mundo durante la pandemia. En Europa, el 44% de los niños que ya habían sido víctimas de ciberacoso indicaron que el fenómeno se incrementó durante el confinamiento. Los datos provenientes de varios países revelan también que los niños, en particular, las niñas entre 11 y 13 años, son los más expuestos a convertirse en blanco de depredadores sexuales. En Estados Unidos, el 98% de los depredadores sexuales en línea no han visto nunca a sus víctimas en la vida real.

Aunque la violencia en línea no ocurre solo en los centros educativos, el sistema educativo tiene una misión importante que cumplir al abordar las cuestiones de seguridad en Internet, de ciudadanía digital y de utilización de tecnologías. La educación formal puede y debe desempeñar un papel clave al brindar a los niños, niñas y jóvenes las capacidades y conocimientos necesarios para identificar la violencia en línea y protegerse contra las diferentes formas en que puede presentarse, ya sea por parte de sus compañeros o de los adultos.

La violencia en línea, incluido el ciberacoso, afecta los rendimientos escolares, la salud mental y la calidad de vida de los alumnos. Los niños y niñas que suelen ser víctimas de acoso tienen tres veces más probabilidades de sentirse excluidos en la escuela que aquellos que no. Además, corren el doble de riesgo de faltar a clases, y tienden más a abandonar el sistema de educación formal antes de terminar sus estudios secundarios.

Este Día tiene como objetivo sensibilizar a las personas a escala mundial acerca del problema de la violencia en línea y el ciberacoso, sus consecuencias y la necesidad de ponerles fin. También hace un llamado a los alumnos, los padres, los demás miembros de la comunidad educativa, las autoridades encargadas de la educación y los diversos sectores y asociados, incluido el sector de las tecnologías, a ponerle atención a este problema para incitarlos a contribuir a la prevención de la violencia en línea, con miras a garantizar la seguridad y el bienestar de niños, niñas y jóvenes.

«Aunque  esta  violencia  no  se  limita  a  los  establecimientos  escolares,  el  sistema  educativo  tiene  una  importante  función  que  desempeñar  a  la  hora  de  enseñar  a  los  alumnos  a  navegar  con  seguridad  en  la  esfera  digital.  La  educación  formal  debería  proporcionar a los niños y los jóvenes determinados conocimientos y competencias, a saber:   cómo   comportarse   con   civismo   en   línea,   desarrollar   mecanismos   de   afrontamiento, detectar y denunciar la violencia en línea y, lo que es más importante, protegerse  a  sí  mismos  y  a  otros  de  las  diferentes  formas  de  ciberacoso,  ya  sea  perpetrado por compañeros o por adultos.»

Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, incluido el Ciberacoso.

Con información e imagen de la UNESCO

También podría interesarte:

Ciberacoso: Qué es y cómo detenerlo