Viajar por Sudamérica es una forma genial de empezar a recorrer el mundo como mochilero aprovechando la facilidad burocrática, los precios y el idioma.

Sudamérica es un continente enorme, y en cuanto a logística no se parece en nada a viajar por Europa, por ello, en Ser Universitario te compartimos algunas recomendaciones para que cuando sea seguro viajar y la pandemia por coronavirus por fin haya cedido, te escapes.

El primer consejo es que anotes todos los lugares que te interesan, dividiéndolos por país. Luego puedes ir ubicándolos en el mapa para hacer un recorrido con sentido dependiendo del tiempo que tengas disponible. Recuerda que menos es más, y que querer abarcar todo te llevará a no conocer nada en profundidad.

El equipaje

Una idea errada que tienen muchos de los extranjeros que viajan por primera vez a Sudamérica es que no hace falta cargar con nada de abrigo porque siempre hace calor, donde y cuando sea que vayan. Si preparas tu mochila siguiendo esta noción, seguramente pasarás frío en más de un momento.

Uno de los principales consejos para viajar de mochilero por Sudamérica que te puedo dar, es que estudies el clima, porque hay muchas zonas del continente que pueden ser muy frías.

Los ejemplos más claros de esto son la Patagonia y las zonas altas de los países andinos como Chile, Bolivia, Perú y Ecuador, donde las temperaturas llegan a bajo cero por las noches de invierno.

El presupuesto

Uno de los motivos por los que viajar a Sudamérica es tan popular son sus precios, en especial para quienes viajan desde Europa y Norteamérica. En países como Bolivia y Perú podrás:

  • Comer un menú en algún lugar simple, pero delicioso, por USD 2 o USD 3
  • Hacer un viaje en autobús de varias horas por menos de USD 10
  • Tomarte una cerveza por menos de USD 2
  • Conseguir una habitación privada por USD 10 o menos
  • Pero tan diversos son los paisajes de Sudamérica como lo son también sus precios: Bolivia, Perú y Paraguay son los países más baratos; mientras que Chile, Uruguay y Brasil se llevarán una parte más grande de tu presupuesto.

Ojo, que esto no significa que no se puedan reducir los costos de viaje. Para esto, hace falta un poco de organización. Hacer un voluntariado en Sudamérica a cambio de alojamiento y comida es una forma de ahorrar en los costos de viaje y ganar en experiencias.

Los voluntariados

voluntariado en otro país

El alojamiento en países como Bolivia o Perú puede ser económico, consiguiendo habitaciones por menos de USD 10 la noche y camas en dormitorios de hostels por menos que eso, pero si tu viaje no se trata solamente de recorrer destinos sino también de conocer mejor la cultura de cada país, entonces hay maneras que te acercarán más a eso.

Hacer voluntariados es posible a través de plataformas como Worldpackers, una excelente opción para esos destinos en los que no te alcanza solamente con pasar un par de días.

El transporte

Por Sudamérica se viaja en bus, o bueno, la mayor parte de los recorridos que pienses hacer seguramente serán con este medio. Moverse por el continente no es costoso a comparación con los países de Europa Occidental o Norteamérica, pero las distancias son a menudo muy largas.

Vas a tener que acostumbrarte a viajes que se demoran todo un día, a zigzaguear por las montañas, a algunos conductores que parece importarle poco su vida (y la tuya) y a tramos en donde por cientos de kilómetros solo vas a ver interminable estepa.

Hacer dedo o autostop en sudamérica

Viajar a dedo (autostop) puede que sea una práctica cada vez menos vista en el resto del mundo, pero en Sudamérica está bien viva, especialmente en Argentina, Chile, Brasil y Colombia.

Recorriendo el continente te cruzarás con muchos mochileros que lo hacen y, si bien en algunos países es más difícil que en otros (Bolivia es quizás el más complicado), todos los conductores entienden perfectamente qué estás haciendo con ese cartel al costado de la ruta. Viajar de esta manera es una forma excelente para conocer gente y tener experiencias que hubiesen sido imposibles en transporte público.

Algunas consejos importantes a la hora de hacer dedo

  • Ubícate siempre en un lugar seguro, en el que el conductor tenga espacio para frenar y pueda verte con tiempo.
  • Si vas a llevar un cartel, que sea grande y claro, para que el conductor pueda verlo sin distraerse demasiado.
  • Antes de salir a la ruta, estudia cuál es el camino que te lleva a destino y los desvíos que tienes que tomar en viaje. Si estás en una ciudad, es conveniente tomar un transporte hasta la salida de esta o el primer pueblo de camino para conseguir un viaje mucho más fácilmente.
  • Haz dedo solo si tu objetivo principal es conocer gente y probar la experiencia. Si lo haces para ahorrar en transporte, seguramente te frustrarás rápido.
  • Ten paciencia… paciencia de autoestopista. Hay viajes que llegan rápido y otros en los que tienes que esperar por horas.
  • Confía en tu instinto: la enorme mayoría de los conductores que frenen lo harán porque quieren ayudarte y conocerte, pero si alguno te genera una mala percepción, no dudes en rechazar el viaje o, si ya estás arriba, pon alguna excusa para pedirle que te deje bajar (te sientes mal, te confundiste de camino, prefieres quedarte en el siguiente pueblo, etc).

La página Hitchwiki es la guía por excelencia para hacer dedo en cualquier país del mundo, y en este artículo: Consejos para viajar a dedo vas a encontrar consejos de primera mano que valen oro.

Si por razones de tiempo hay tramos que no puedes hacer por tierra, estas son las principales compañías aéreas lowcost para viajar por Sudamérica:

  • Avianca: suele ser la más conveniente para los países del norte de Sudamérica.
  • LATAM Airlines: conecta la mayoría de los países sudamericanos.
  • Fly Bondi: aerolínea low cost para viajar dentro de Argentina.
  • Jet Smart: low cost chilena para vuelos entre este país y Argentina, Brasil, Colombia y Perú.
  • Sky Airline: de las más baratas para unir Chile, Argentina, Brasil, Perú y Uruguay.
  • Viva Air: con base en Perú y Colombia, es la más económica para moverse dentro y entre estos destinos.
  • Gol Linhas Aéreas: para viajar dentro de Brasil.

Las vacunas y salud en general

Hay una vacuna que es 100% esencial para cualquier viaje por Sudamérica: la de fiebre amarilla. Salvo en Chile y Uruguay donde stá enfermedad no existe, y Argentina donde únicamente se encuentra en las provincias de Corrientes y Misiones, en el resto del continente está muy expandida.

Esto no quiere decir que el riesgo de contraerla sea grande, pero siempre es mejor prevenir para dormir tranquilo. En muchos países de Sudamérica, como Argentina, vacunarse contra la fiebre amarilla es gratuito.

Vacunas como la de tétanos, rabia, hepatitis A y hepatitis B son aconsejables para cualquier viaje, pero será un decisión que tienes que tomar tú. Otra recomendación es que no salgas de mochilero sin un seguro de viaje, porque lo que en principio puede parecer un gasto innecesario será el dinero mejor invertido si algo te pasa.

Equipaje mochilero

No importa cuán imponentes sean las Cataratas del Iguazú, las Torres del Paine, Machu Picchu, las playas de Brasil o la arquitectura colonial de Cartagena; seguramente lo que más te quedará grabado en tu corazón serán los encuentros espontáneos que tengas con la gente.

Date el tiempo para poder ir más allá de una primera conversación. Quedarte varias semanas en un mismo lugar te va a permitir conocer la cultura desde adentro y entender muchas cosas que el turista que pasa lo más rápido posible de un destino al otro nunca comprenderá.

Ahora que ya lo sabes tienes mucho tiempo para organizar tu futuro viaje de la forma más segura y ahorrativa, por lo pronto quédate en casa y utiliza cubrebocas.

Con información de WorldPackers.