Tu nivel de cansancio se relaciona con tu alimentación, te damos algunas recomendaciones.

¿Sientes mucho cansancio? ¿Te cuesta trabajo llegar al final del día? Te invitamos a reflexiona sobre tus hábitos alimentarios.

¿Desayunas?

Si lo haces entonces te sentirás más despierta (o). Debes incluir algo de proteína en cada comida (huevo, crema de cacahuate o yogur), pues proporciona aminoácidos que te ayudan a estar alerta.

A fin de que tengas un nivel estable de azúcar en sangre, asegúrate de comer algo cada tres horas.

Evita las bebidas deportivas o dulces

Es cierto que el azúcar que contienen te da energía inmediata, pero ocasionan que esta decaiga de golpe una vez que el azúcar se disipa.

Además, asegúrate de consumir vitamina B (presente en granos enteros y carnes magras), pues ayuda a convertir los alimentos en energía.

Recuerda hidratarte

Tu cuerpo necesita agua para mantener los niveles sanguíneos en un buen punto para que las células funcionen.

Si corriges tu dieta y no ves mejoría, consulta a tu médico.

Si duermes bien por las noches, no debes de sentirte cansada en el día. Es recomendable que te hagas una revisión médica para ver si tienes algún otro problema.

Con información de Selecciones Reader’s Digest