Imagen relacionada

Besar a tu pareja es delicioso, pero si no tienes una buena higiene bucal le puedes contagiar las caries.

Esta enfermedad bucal es, básicamente, un orificio que ciertas bacterias forman en el diente, y que muchas veces no se detecta en su primera etapa; en general no provoca dolor hasta que llega a las terminaciones nerviosas en el interior de los dientes.

Las bacterias que causan las caries se pueden contagiar por enfermedades como la amigdalitis (que comúnmente llamamos inflamación de las anginas o amígdalas), o cualquier otra provocada por virus; al parecer es algo que ocurre con más frecuencia de lo que imaginas.

Más formas de contagio…

Entre los ejemplos de contagio no sólo se encuentran los besos, sino también que, por ejemplo a través de la comida del niño que prueba su mamá para corroborar que no esté demasiado caliente.

Una forma de prevenir el contagio de caries es adoptar cierta medidas de higiene en tu día a día:

  1. Cepíllate los dientes. Hazlo por lo menos dos veces al día y usa pasta que contenga flúor
  2. Utiliza hilo o seda dental. Se recomienda una vez al día, para eliminar la placa y la comida que queda atrapada entre los dientes.
  3. Limita el consumo de dulces y de bebidas azucaradas.
  4. Visita al dentista con regularidad

Estos hábitos te ayudarán además de prevenir la aparición de caries y a una posible pérdida de dientes, a evitar el dolor en las encías y otros problemas de salud bucal.

FUENTE: BIENESTAR180