Tras la protesta de la comunidad LGBT, Six Flags anunció la eliminación de su política de comportamiento afectuoso.

El pasado 29 de diciembre, el usuario de twitter @giov_ denunció públicamente actos discriminatorios por parte de Six Flags México, referentes a la prohibición de muestras de afecto en las instalaciones del parque de diversiones.

Ello generó polémica en distintas redes sociales, al grado de generarse hashtags con las consignas #sixflagsdiscrimina o #sixflagshomofóbico.

Este jueves, miembros de la comunidad LGBT se dieron a la tarea de reunirse frente a las instalaciones de Six Flags México en un acto de protesta llamado “Besotón”.

Este consistía principalmente en manifestar de forma pacífica el amor a través de besos por parte de la comunidad, así como el uso de pancartas que exigían la no discriminación.

Esa misma tarde, a través de sus redes sociales, Six Flags emitió un comunicado que explicaba el contexto de la política de comportamiento afectuoso, misma que ha sido eliminada según el mismo boletín.

“De acuerdo a los comentarios de nuestros visitantes, hemos determinado que no es necesario tener una política que se refiera al comportamiento afectuoso y la hemos eliminado”, finalizó el documento.

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (CONAPRED) expresó a través de una tarjeta informativa en Twitter que abrió un expediente de queja en contra del parque de diversiones por los actos denunciados de manera pública.

“Esto podría traducirse en diversas acciones, siempre en acuerdo con las víctimas, como disculpa pública, cursos de sensibilización a todo su personal, así como la revisión de su normativa, para que se ajuste a principios y estándares legales de derechos humanos en esta Ciudad”, expresó la CONAPRED a través de las acciones que podrían ser tomadas en este caso.

Ayer por la tarde, Six Flags emitió otro comunicado, un intento de disculpa argumentando que se trató de un malentendido.

En estos momentos se lleva a cabo una mesa de diálogo.

Foto de portada: Milenio. Con información de El Financiero.