El actor, que sorprendió en la ceremonia de los Globos de Oro, al omitir a las personas más importantes de su vida en su discurso de aceptación del premio, los mencionó por primera vez.

En la entrega 92 del Oscar, Brad Pitt se coronó como el Mejor Actor de Reparto por su trabajo en la película Érase una vez en Hollywood, un triunfo que para muchos no era tan inesperado.

Sin embargo, lo que sí sorprendió fue su discurso de aceptación. Y es que, al final, antes de abandonar el escenario donde recibió su primer Oscar, el actor hizo lo que no había hecho en toda la temporada de premios (BAFTA, Golden Globes o SAG Awards): agradecer a sus hijos.

El actor reconoció a sus compañeros de reparto, entre ellos a Leonardo DiCaprio, al director Quentin Tarantino, a los dobles y demás gente que estuvo detrás de esta película. Luego llegó la parte emotiva de su discurso al agradecer y recordar a sus padres y su llegada a Hollywood. Y entonces, de último momento, aseguró que el premio iba también para sus siete hijos: Pax, Maddox, Shiloh, Vivienne Marcheline, Knox y Zahara.

“Esto es para mis hijos que colorean todo lo que hago. Los adoro, chicos”, dijo Brad Pitt, quien había evitado mencionarlos.

Nunca menciona a sus hijos en público y quiere continuar así”, aseguró un informante a TMZ sobre su negativa a mencionarlos.

Según la fuente, el actor creía que si hablaba de sus hijos podía generar atención sobre ellos, cosa que Brad quiere evitar. «Nuestras fuentes dicen que Brad nunca ha usado a sus hijos como una herramienta de publicidad y los que lo rodean piensan que su ex, Angelina Jolie, sí lo ha hecho algunas veces”, aseguró TMZ.

Brad Pitt con sus hijos Pax, Shiloh y Maddox, y sus padres Jane y William Pitt en 2014. (Frazer Harrison/Getty Images).

Sobre la relación de Brad Pitt con sus hijos, las cosas siguen igual desde 2018, año en el que el actor y Angelina llegaron a un cuerdo legal en cuanto a la custodia de los niños.

Quién.