En esta época en que el trabajo en casa se ha vuelto una necesidad para numerosas empresas, eso ha traído nuevos desafíos económicos, de infraestructura y de soporte para muchas compañías, por ejemplo el hecho de tener que comprar programas para conectividad remota, además de invertir en ciberseguridad.

Un estudio reciente arroja que el costo de un ciberataque aumenta en un 30% cuando es a una compañía que no estaba preparada para ello. La concienciación por la seguridad cibernética continúa pendiente en la lista de tareas de los empresarios en todo el mundo, pero la llamada “nueva normalidad” los ha obligado a tomar en cuenta esta situación.

Por varias razones geográficas y económicas, México es el tercer país a nivel mundial en ciberataques, sólo después de Estados Unidos y Reino Unido, lo que plantea un buen número de desafíos en el tema de ciberseguridad.

Pero ¿Por qué México ostenta ese lugar en dicha lista?

• Cercanía con Estados Unidos.
• Por el tamaño de su economía: según el Foro Económico Mundial, somos la economía 13 del mundo.
• Porque en nuestro territorio existen numerosos corporativos mundiales con gran cantidad de datos.
• Porque muchas empresas todavía no están conscientes de que deben aumentar su seguridad cibernética y eso las hace vulnerables.

Hace poco la Organización de Estados Americanos (OEA) publicó el informe Estado de la ciberseguridad en el sistema financiero mexicano, el informe muestra cuál es el estado actual de las entidades financieras a nivel de gestión de riesgos de seguridad digital y el impacto que han tenido los incidentes de seguridad digital, además de realizar recomendaciones al sistema financiero.

Algunos de los datos relevantes que el informe arrojó fue que la Alta Dirección de las empresas no está entregando los recursos suficientes a las áreas de seguridad.

Por otro lado, el outsourcing de servicios de seguridad se ha vuelto un estándar para darle agilidad a procesos clave ligados a la transformación digital, con el plus de que no hay que generar desarrollos internos.

Con base en la OEA, el costo total de respuesta y de recuperación ante incidentes de seguridad digital para una entidad financiera grande promedio en México equivale a alrededor de 2.3 millones de dólares al año.

Como si lo anterior no fuera preocupante, los ataques cibernéticos particularmente contra las Pymes, han aumentado en el último año. De hecho, según el portal de ciber educación Cybint Solutions hay un ataque de hackers cada 39 segundos.

¿Qué hacer cuando se descubre que ha habido un ataque?

Las empresas deben recurrir a los expertos, desde un abogado hasta un forense cibernético, especialistas en tecnología y en privacidad de datos, entre otros perfiles especializados. Todo lo anterior para confirmar si hubo un ataque exitoso y si se comprometieron los sistemas y/o datos.

Si las empresas quieren eliminar estos riesgos, deben considerar implementar soluciones de ciberseguridad centradas en profesionales que les ayuden a identificar y responder a los riesgos en tiempo real para proteger sus activos más valiosos, donde sea que residan, ya sea en la nube, en las instalaciones o en los dispositivos.

Con información de Country Manager de Forcepoint para México y Centroamérica.