Un 2 de julio pero de 1566 muere el astrólogo francés Michel de Nostradamus, conocido ampliamente por sus profecías que siguen siendo comentadas y vigentes hasta nuestros días.

Nacido el 14 de diciembre de 1503 es considerado uno de los profetas más importantes de la historia, Michel de Nôtre-Dame, más conocido como Nostradamus, realizó predicciones que mucho tiempo fueron supuestamente constatadas en el devenir de la Historia.

Fue un boticario francés y supuesto adivino, más conocido por su libro Les Propheties (en español, Las Profecías), que es una colección de 942 cuartetas poéticas que predicen eventos futuros. El libro se publicó por primera vez en 1555.

La familia de Nostradamus era originalmente judía, pero se había convertido al catolicismo antes de que él naciera. Estudió en la Universidad de Aviñón, pero se vio obligado a dejar sus estudios después de poco más de un año cuando la universidad cerró debido a un brote de la plaga.

Trabajó como boticario durante varios años antes de ingresar a la Universidad de Montpellier, con la esperanza de obtener un doctorado, pero fue casi inmediatamente expulsado.

Se casó por primera vez en 1531, pero su esposa y sus dos hijos murieron en 1534 durante otro brote de peste. Después volvió a casarse con Anne Ponsarde, con quien tuvo seis hijos.

Escribió un almanaque para 1550 que tuvo gran éxito, por ello continuó escribiéndolo para los años futuros mientras comenzaba a trabajar como astrólogo para varios clientes ricos. Catalina de Médici se convirtió en una de sus principales seguidoras.

Sufrió de gota severa hacia el final de su vida, enfermedad que finalmente le provocó un edema. Murió el 2 de julio de 1566. Muchos autores populares han contado leyendas apócrifas sobre su vida.

En los años transcurridos desde la publicación de Les Propheties, Nostradamus ha atraído a un gran número de partidarios que le atribuyen haber predicho con precisión muchos de los principales eventos mundiales.

La mayoría de las fuentes académicas rechazan la idea de que Nostradamus tenía habilidades proféticas sobrenaturales y sostienen que las asociaciones entre los eventos mundiales y las cuartetas de Nostradamus son el resultado de malas interpretaciones o malas traducciones.

Nostradamus, incluso, predijo su propia muerte para noviembre de 1567, pero no acertó. Falleció en julio de 1566 a causa de un edema.

Hoy que recordamos su nacimiento te dejamos algunas predicciones de Nostradamus:

El ascenso al poder de Adolf Hitler: «De lo más profundo del Occidente de Europa, de gente pobre un niño nacerá, que por su lengua seducirá a las masas, su fama en el reino de Oriente más crecerá».

Bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki: «Cerca de las puertas y dentro de dos ciudades, habrá dos azotes como nunca vio nada igual, hambre, dentro de la peste, por el hierro fuera arrojados, pedir socorro al gran Dios inmortal».

El asesinato de John F. Kennedy: «El gran rayo cae de día, mal y predicho por portador postulado: siguiente presagio cae de noche, conflicto en Reims, Londres, etrusca bubónica».

La tragedia de los Andes 1972: «La voz oída del insólito pájaro, sobre el cañón del respiral suelo. Tan alto se elevará del grano la tarifa, que el hombre del hombre será antropófago».

Atentados a las Torres Gemelas: «Cinco y cuarenta grados el cielo arderá, fuego acercándose a la gran ciudad nueva: al instante, gran llama esparcida saltará».

Los humanos aprenderán hablar con los animales: Nostradamus aseguró en una de sus profecías que los avances en la telepatía harían posible que las personas hablen con sus mascotas: «Los cerdos se convertirán en hermanos para el hombre.»

Para el 2021: Nostradamus vio un año igual o más complicado que el 2020. En sus textos dice que «veremos el agua subir y a la tierra derrumbarse bajo ella» en alusión a catástrofes naturales. «El rey cubrirá los bosques, el cielo se abrirá y los campos serán quemados por el calor».

Con información de La Nación.