El cantante es un papá tan moderno que acompañó a la joven hasta el punto de encuentro con su date.

Mía, Erik y Nina Rubín.
Erik es muy cercano a sus dos hijas y comparten interés en las artes. (Instagram/Andrea Legarreta)

No cabe duda de que el tiempo vuela, Erik Rubín Andrea Legarreta pueden dar fe de lo anterior ahora que sus hijas Mía y Nina han empezado a dejar atrás la infancia para convertirse en jóvenes, ellos, como buenos padres, han seguido cada paso de sus hijas, a tal grado que el músico compartió recientemente cómo fue la primera cita de su hija Mía.

Fue en el programa Ventaneando en dónde se pudo escuchar la versión de Rubín sobre la primera salida romántica de su hija, Erik aseguró no ser un padre celoso, tanto así que él mismo acompañó a Mía hasta el punto de reunión con su galán.

« Lo que más quiero es que sean felices. Llevamos a mi hija mayor a su primera cita a una plaza, fue a pasear a los perritos. Para mí fue algo muy importante. «

Las intenciones que Rubín tiene con respecto a su relación con sus dos hijas es que puedan confiar tanto en él como lo hacen con su esposa Andrea, en cualquier etapa y procesos de sus vidas.

“Es importante que no se brinque ninguna etapa. Es una niñita, así lo hemos manejado. Sí hay que evolucionar y hay que crecer, pero todo a su tiempo», explicó.

Recientemente un post en el Instagram de Andrea, dirigido a una “zorra”, desató una serie de comentarios acerca de una posible crisis matrimonial entre el cantante y la conductora, sin embargo, fue el propio Erik quien unos días después aclaró que entre ellos no existe ningún problema y que se encuentran tan enamorados como usualmente se les puede ver.

FUENTE:QUIÉN