La moda no es más que un reflejo de lo que acontece en cada momento. 

Con el coronavirus y el confinamiento en el hogar, la manera en la que nos vestimos o consumimos moda se ha transformado por completo. Primero fue el triunfo de las prendas cómodas. Pantalones de chándal, sudaderas, deportivas, leggings y prendas de punto pasaron a los primeros planos.

Para muchos, la cuarentena ha llevado a un replanteamiento de la forma en la que se consume moda rápida y quizás, conlleve a una nueva manera de comprar más sostenible.

Más allá de eso, con esta crisis sanitaria mundial ha habido un accesorio concreto que se ha puesto en primera plana, la mascarilla.

En una necesidad por la diferenciación y la necesidad de personalización, las mascarillas han dejado de ser únicamente un elemento totalmente necesario y práctico para comulgar a su vez con las tendencias o firmas del momento.

Por todo ello, no es sorpresa que según el índice Lyst correspondiente a los primeros meses de 2020, el producto más buscado haya sido la mascarilla con logo y flechas de Off White. Concretamente, este producto experimentó un incremento en búsquedas del 496 % en los tres últimos meses.

Estos complementos no son nada nuevo para el streetwear ni para algunas firmas como Marine Serre o la española Cherry Massia, que acostumbran a completar sus propuestas sobre la pasarela con mascarillas estampadas desde hace varias temporadas

De la seguridad que brindan estas mascarillas alienadas a la tendencia en la moda, depende del proveedor. Muchas cuentan con espacio para añadir un filtro que debe ir renovándose con cada uso, otras cuentan con telas como neopreno perfectamente aptas mientras que otras no ofrecen protección y se recomienda usar únicamente como cubre mascarillas.

Con información de Harpers Bazar