Las fotografías de Lola Álvarez Bravo son consideradas una “biografía visual” en los ámbitos artísticos, urbanos y rurales del México del siglo XX.

Dolores Martínez de Anda, mejor conocida como Lola Álvarez Bravo fue una mujer llena de talento: una reportera gráfica, una fotógrafa comercial y documental, retratista profesional, así como artista plástica.

Su historia familiar fue complicada, ya que su madre desapareció cuando Lola era pequeña, mientras que su padre murió cuando ella era una adolescente.

Lola Álvarez Bravo, primera fotógrafa mexicana

En México, conoció a Manuel Álvarez Bravo, el que sería su esposo y con quien se mudaría a Oaxaca. Él la introdujo al mundo de la fotografía, le enseñó a revelar películas y a hacer copias en el cuarto oscuro; sin embargo, se separaron en 1934, pero la fotógrafa decidió conservar el apellido después del divorcio.

Lola Álvarez comenzó su carrera de fotografía

Su primer trabajo fue en la revista El maestro rural, la cual era editada por la SEP; después apoyó en la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR) en 1934.

Su carrera estuvo llena de imágenes documentales de la vida cotidiana, así como de experimentos de forraje y fotomural, de acuerdo con información del Instituto Nacional de la Bellas Artes (INBA).

Lola Álvarez tuvo la influencia de dos figuras artísticas de relevancia: Edward Weston y Tina Modotti, también fotógrafos.

Una de sus primeras exposiciones fue presentada en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México en 1944 y constó de 28 fotografías.

Posteriormente, comenzó a realizar y promocionar exposiciones de arte mexicano, por lo que en 1951 abrió la Galería de Arte Contemporáneo.

“Galería de mexicanos: 100 fotos de Lola Álvarez Bravo”

Para los 60´s, Lola se convirtió en jefa del Departamento Fotográfico del INBAL y fue parte de la UNAM, además de colaborar con diversas dependencias del estado.

La exposición que hizo la artista en 1965

En esta exposición llamada “Galería de mexicanos: 100 fotos de Lola Álvarez Bravo” mostró varios de sus retratos al público.

Fue maestra en la Academia de San Carlos. Entre los artistas mexicanos con los que colaboró se encuentran Diego Rivera, Rufino Tamayo David Alfaro Siqueiros y Frida Kahlo.

“Frida y su mundo” fue el nombre de la serie fotográfica que presentó en el centro de exposición que fundó, sin embargo, en los años 90´s modificaron su nombre a Galería Juan Martín y desde entonces existe una exposición con más con 200 de sus fotografías.

En el Teatro Degollado de Guadalajara, Jalisco, se colocó una placa con su nombre en noviembre de 1985, en ella se inauguró una exposición de 80 fotografías.

Finalmente se retiró de la fotografía en el año 1989 y pasó sus últimos días en México, cuatro años después de haberse retirado.

Con información de Infobae.