El Consejo Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla aprobó por mayoría de votos el regreso de la franquicia de Lobos BUAP al fútbol, ahora en la Liga Balompié Mexicano.

Luego de que fueran escuchados los distintos puntos de vista por parte de los integrantes del Consejo, se acordó entregar el comodato el Estadio Universitario y que Guillermo Aguilar, el empresario en cuestión, pueda usar la marca para fines comerciales.

El contrato tendrá de inicio, una duración de 3 años, con posibilidad de ampliarlo o terminarlo antes si incumple.

Se acordó que la BUAP no erogará ni un peso de sus recursos para el equipo, todo será cubierto por el empresario.

Los nuevos dueños de la franquicia se comprometen a dar espacio a dos jugadores por temporada formados en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La BUAP no emitirá ningún recurso

Los integrantes del Consejo pidieron al empresario que recibirá en comodato el estadio y la marca, que el cuadro que los represente deberá ser competitivo, todos los gastos corren de él para el mantenimiento de la cancha y campo alterno de entrenamientos, palcos, centro de mando y oficinas administrativas, así como taquilla, energía eléctrica, agua, internet, limpieza y seguridad, a si como impuestos y trámites, rentas protección civil y solicitudes a instancias.

Entre las peticiones estuvo clarificar el uso del Estadio Universitario, de las instalaciones, que se sumen más de dos jóvenes debutantes al año, provenientes de la Máxima casa de Estudios de los poblanos.

El Consejo Universitario destacó que el uso de la marca renueva el sentimiento de identidad en la comunidad de la BUAP.

Con información de Paralelo 19.