El término 420 es muy común y celebrado en todo el mundo por fumadores de marihuana cada 20 de abril.

La forma en que se extendió es tan interesante como su origen. A principios de los años 90 se pensaba que el 420 comenzó en algún lugar de San Rafael, California, a finales de los 70. Cuando policías de la región lo usaban como un código para «Marihuana».

Los locales se empezaron a dar cuenta que la expresión 420 se refería a la hierba, y lo empezaron a usar, así lo aseguró Bloom, editor de la revista High Times, quien reportó su hallazgo en el número de mayo de 1991. Sin embargo, la historia, era incorrecta.

El término no tenía nada que ver con un código policial, pero sí comenzó en San Rafeal. De hecho, un grupo de cinco amigos de la secundaria de San Rafael conocidos como los Waldos fue el que acuñó el término en 1971.

Origen del 420

Los legisladores de California a los que se buscó para que hablaran acerca de esta historia dicen que la designación de 420 sigue siendo un misterio. Sin embargo, los Waldos tienen pruebas, de que usaron el término a principios de los años 70 y también tienen una historia:

Durante el otoño de 1971 – la época de la cosecha –, los Waldos recibieron noticias de un miembro del servicio de la Guardia Costera que decía que ya no podría atender su parcela de plantas de marihuana cerca de la estación de la Guardia Costera de Point Reyes Peninsula.

Ellos tenían un mapa del tesoro en la mano, y decidieron ir a buscarla. Los Waldos eran todos atletas y acordaron reunirse en la estatua de Louis Pasteur fuera de la escuela a las 4:20, después de la práctica, para comenzar la caza.

Los Waldos nunca imaginaron que los fumadores de marihuana de todo el mundo celebrarían cada 20 de abril como resultado de una excursión en el bosque de Point Reyes.

A partir de eso, ellos comenzaron a decir 420 como una clave para cualquier cosa relacionada con la planta. De hecho, muchos sitios incluyen referencias a los Waldos.

¿Cómo se propagó 420 de un círculo de estudiantes a todo el mundo?

El colapso de la utopía hippie de San Francisco a finales de los años 60 puso el escenario. Después de que todo empezó a ser un caos, algunos integrantes de The Grateful Dead, grupo de rock y folk rock estadounidense, se movieron a las colinas del condado de Marin en San Rafael, ese lugar era una especie de punto cero para la contracultura.

Los Waldos tenían una conexión directa con la banda, ya que tenían un salón de ensayos en Front Street, California y solían practicar allí, teniendo acceso abierto a las fiestas y ensayos: «Ellos solían usar la frase  ‘Hey, 420’ para ir a fumar, así que empezó a propagarse por esa comunidad».

The Grateful Dead recorrió el mundo a través de los años 70 y 80 tocando cientos de espectáculos al año, así que el término se extendió a través de ellos.

El boom fue cuando el editor de la revista High Times, Steve Hage, empezó a incorporarlo en todo lo que estaba haciendo, por lo que realizaba eventos bajo ese nombre.

La publicidad de High Times lo convirtió en algo internacional. En algún momento a principios de los 90, High Times compró sabiamente el dominio web 420.com.

En 1997, los Waldos decidieron poner las cosas claras y contactaron al editor de High Times, argumentando que en realidad el término 420 no existía en la policía de California, y era verdad.

Hager voló a San Rafael, conoció a los Waldos, examinó su evidencia, habló con otros en la ciudad y concluyó que estaban diciendo la verdad.

Con información de Muy Interesante.