Al frente de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, que celebra el centenario de su fundación, el músico se presentará en el Auditorio Nacional y el Palacio de Bellas Artes.

A sus 38 años, el venezolano Gustavo Dudamel es una estrella del espectáculo, cuyas actuaciones trascienden el terreno de la música de concierto. Sobre todo cuando incorpora temas de películas en sus conciertos o invita a estrellas de la música pop a compartir el escenario.

Su presentación al frente de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles (LAPhil, por sus siglas en inglés) en el Auditorio Nacional el 14 de noviembre, seguramente registrará lleno total como resultado de incluir temas de John Williams, uno de los más exitosos compositores de música para cine. Días antes tendrá dos presentaciones en el Palacio de Bellas Artes, sin música de cine.

El carismático director de la LAPhil, agrupación que celebra el centenario de su fundación con una gira que incluye Ciudad de México, ofreció su videoconferencia de prensa durante un receso con la orquesta con un tiempo robado a su apretada agenda.

El tema de la política fue apenas abordado, sin embargo refirió que Venezuela «vive una crisis política muy compleja, de la cual tengo fe en que vamos a salir adelante. Los momentos de crisis son momentos de oportunidades. En el momento en que encontremos razones para construir, todo va a cambiar».

El director afirmó que la música debe ser «una filosofía de vida, algo más que un mero vehículo de entretenimiento». En este sentido aseguró que los conciertos «son una forma de acceder al disfrute», al que considere un derecho del que debe gozar el público.

Sobre los programas públicos de la LAPhil, mencionó que no se trata únicamente de esperar «que la gente vaya a la orquesta, sino que la orquesta vaya a su comunidad. No sólo se trata de incrementar la cantidad de público, sino de que escuchar tenga un efecto. La gente que viene a escuchar la música se transforma; la música tiene un poder transformador. El arte tiene que ser esencial en el pensamiento del hombre».

Recuerdos de México

Considerado por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes de 2009, Dudamel afirmó que celebrar el centenario de la orquesta que dirige en México es para él motivo de alegría, dado que dos de los conciertos serán en el Palacio de Bellas Artes.

Recordó que visitó México por primera como violinista de la Orquesta Juvenil Simón Bolívar del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela. «Creo que fue en 1996, precisamente en el Palacio de Bellas Artes», dijo con una sonrisa.

Rico repertorio

En la primera parte del concierto de Dudamel en el Auditorio Nacional se interpretará Fuga con pajarillo, de Aldemaro Romero, y Guasamacabra, de Paul Desenne, obras comisionadas a dos compositores venezolanos por la LAPhil, así como Huapango, de José Pablo Moncayo.

La segunda parte estará dedicada a seis temas de John Williams, uno de los más exitosos compositores de música para cine: Olympic Fanfare and Theme y Hedwig’s Theme, de la película Harry Potter y la piedra filosofal; Fawkes the Phoenix, de Harry Potter y la cámara secreta; Theme from Jurassic Park, de la cinta homónima; Adventures on Earth, de E.T. y Throne Room and Finale, de La guerra de las galaxias.

Sobre los conciertos de Bellas Artes para los días 12 y 13 de noviembre, se congratuló de la amplia gama de repertorio. El primer programa incluye Sustain, obra de Andrew Norman comisionada por la institución, así como la Sinfonía No. 4 en Mi bemol mayor, “Romántica”, de Anton Bruckner.

Al día siguiente tocarán otras dos obras comisionadas: Téenek-Invenciones de territorio, de Gabriela Ortiz, y Must the Devil Have All the Good Tunes?, de John Adams, más La consagración de la primavera, de Igor Stravinski.

Dudamel afirmó que se sentía «orgulloso de hacer música de los mejores compositores del mundo, como es el caso de Gabriela Ortiz, y combinarla con la obra comisionada a John Adams y La consagración de la primavera, que llevará como solista a Yuja Wang, una de las pianistas más talentosas de nuestros tiempos».

FUENTE: MILENIO