Debido a la pandemia se continuará con las actividades en línea, aunque se considera la posibilidad de algunas opciones en forma híbrida.

Debido a su pertinencia social como una oferta educativa no formal para mayores de 25 años de edad, la Universidad para Adultos de la BUAP registra un crecimiento exponencial en su matrícula, desde su creación en 2016 a la fecha. Con este logro inicia esta semana el periodo Primavera 2022, con una diversidad de cursos y talleres para los más variados intereses, así lo informó su coordinador General, Miguel Ángel Cuenya Mateos.  

La BUAP creó el Programa 50 y Más en 2016, el cual evolucionó para transformarse en Universidad para Adultos y ampliar su población atendida a partir de 25 años, con lo cual se erigió como un ejemplo nacional en este servicio, brindado por tan sólo unas cuantas universidades en el país.

Cuenya Mateos refirió que en 2016 la matrícula fue de 54 alumnos y 75 inscritos, ya que algunos se inscriben en más de un curso; y para la convocatoria Invierno 2021 creció a 294 estudiantes y 344 inscritos, la mayor parte de entre 50 y 70 años, algunos de 80 años.

En su opinión, el éxito de la Universidad para Adultos descansa en dos hechos: el envejecimiento de la pirámide poblacional, en ascenso; y el aumento de la esperanza de vida -78 años. Además, el crecimiento y diversificación de su oferta educativa, hoy con más de 40 opciones, que van desde talleres prácticos y útiles, como el manejo del celular, computación, inglés, panadería y Tai Chi, hasta cursos más académicos y especializados, como los de Historia de México e Historia del Arte. 

Este crecimiento habla de un verdadero éxito, somos uno de los mejores ejemplos a nivel nacional, además de la UNAM y las universidades de Nuevo León y Guadalajara”.

Se trata de una alternativa de educación no formal que en Europa, por ejemplo, involucra a miles de adultos mayores que toman estos cursos, la mayor parte no son profesionalizante, que les permiten seguir estudiando, leyendo y participando de una vida académica y colectiva que durante largos años de vida laboral no tuvieron, comentó.

Parte de la evolución del Programa 50 y Más a Universidad para Adultos fue incorporar a mayores de 50 y también a mayores de 25 años, así como estructurar los cursos, actividades y diplomados en los ejes transversales “Internacionalización”, “Atención a la diversidad social”, “Compromiso social” y “Equidad de género”.

En los diplomados se ofrecen cuatro áreas de especialización: “Multidisciplinaria en Arte, Cultura y Bienestar”, “Historia y Patrimonio Cultural”, “Desarrollo y Crecimiento Humano”, y “Salud y Calidad de Vida”. Cada curso es de 30 horas, 10 sesiones semanales de 3 horas cada una.

En Primavera 2022 la Universidad para Adultos continúa con su oferta en línea, debido a la pandemia, aunque se prevén dos o tres opciones en forma híbrida, si las condiciones sanitarias lo permiten.

El doctor Miguel Ángel Cuenya dio a conocer que sigue vigente la propuesta de abrir algunas licenciaturas, en Humanidades, por ejemplo, dirigidas a las personas que por alguna razón abandonaron los estudios de pregrado y con esta opción pueden recuperar su título universitario.

Se trata de una propuesta para el mediano plazo, toda vez que se requiere que la Universidad para Adultos se convierta en una unidad independiente para otorgar grados académicos.