La policía de Montreal maneja como principal hipótesis un fuego intencionado. La residencia, propiedad del empresario del porno Feras Antoon, estaba valorada en 16 millones de dólares.

A inicios de la semana, los bomberos extinguieron un incendio en una residencia ubicada en Ahuntsic-Cartierville, un barrio de la ciudad canadiense de Montreal. Las llamas consumieron casi toda la propiedad: una mansión que estaba valuada en 16 millones de dólares estadounidenses y que pertenece a Feras Antoon, uno de los empresarios más importantes en la industria de los contenidos para adultos en línea. La policía maneja como principal hipótesis un fuego intencionado.

El personal de Bomberos llegó a la residencia tras una llamada recibida por los servicios de emergencia, que señalaba el incendio y la presencia de dos individuos en la propiedad situada en la avenida Jean-Bourdon. La mansión estaba deshabitada, ya que se encontraba en sus últimas etapas de construcción. Como medida preventiva, varios vecinos fueron evacuados. El servicio de policía de la ciudad de Montreal confirmó que no hay víctimas hasta el momento, tampoco detenidos, pero que la unidad de incendios criminales está investigando al respecto.

En un comunicado enviado a medios locales, Feras Antoon señaló: “Estoy agradecido que mi familia, yo y nuestros vecinos estemos a salvo. Por respeto a la investigación policial en curso, no haré más comentarios”. Antoon es consejero delegado y uno de los dueños de MindGeek, un conglomerado de plataformas electrónicas (principalmente de pornografía) cuyo cuartel general está ubicado en Montreal, pero que aparece registrado por motivos fiscales en Luxemburgo. MindGeek posee varios de los sitios de contenido para adultos más consultados del orbe, entre ellos Pornhub, RedTube y YouPorn.

La residencia había sido puesta a la venta la semana pasada. Cabe señalar que, en julio de 2016, Feras Antoon adquirió los terrenos para construirla por 1,8 millones de dólares estadounidenses. Para llevar a cabo este proyecto, Antoon solicitó un permiso para talar poco más de 200 árboles. Los vecinos y las autoridades municipales se opusieron, pero un juez finalmente autorizó la obra.

Mansión de dueño de Pornhub, un incendio la destruye

Feras Antoon es un empresario rodeado de misterios y renuente a conceder entrevistas. Sin embargo, tanto su nombre como el de MindGeek (su compañía) han aparecido con frecuencia en medios de todo el mundo desde finales del año pasado en que el periodista Nicholas Kristof publicó un artículo en The New York Times señalando que Pornhub alojaba imágenes de presunta explotación y agresión sexual y pornografía infantil. Pornhub contó en promedio con 3.400 millones de visitas mensuales en 2020.

Tras la publicación del artículo, diversos políticos y organismos civiles de Canadá solicitaron al Gobierno federal abrir una investigación. Pornhub catalogó los señalamientos del diario neoyorquino como “irresponsables y flagrantemente falsos”, subrayando contar con una política de tolerancia cero respecto a los materiales de menores. Visa y MasterCard anunciaron el fin de su relación con la plataforma para adultos.

Pocos días después, Pornhub informó que había borrado dos tercios de sus contenidos, que solo permitiría la difusión de imágenes subidas por clientes verificados y que los usuarios ya no tendrían la posibilidad de descargar videos.

A principios de este año, un comité del parlamento canadiense comenzó a sostener audiencias con víctimas, ejecutivos y expertos a propósito de la pedopornografía y demás contenidos ilegales difundidos por las plataformas de MindGeek. Feras Antoon y David Tassillo lamentaron que algunas personas hayan sufrido por la difusión de las imágenes, pero insistieron repetidamente que la compañía está haciendo todo lo posible para evitar que estos incidentes vuelvan a ocurrir.

A principios de enero, una canadiense presentó una demanda colectiva ante un tribunal de Quebec, solicitando una indemnización de 600 millones de dólares contra MindGeek. Todas las personas que hayan sido afectadas desde 2007 por la difusión de material sin consentimiento en alguna de las plataformas de la empresa podrían sumarse a esta causa. A mediados de diciembre, un tribunal de California recibió una solicitud similar: 40 mujeres exigen 40 millones de dólares bajo el argumento de que Pornhub se benefició económicamente de videos compartidos sin su autorización.

Con información de El País.