La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por la pérdida de interés en las actividades cotidianas, presencia de actitudes negativas, sentimientos de inadaptación y baja autoestima.

El 13 de enero se conmemora Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, esta fecha tiene el objetivo de concientizar a la población sobre esta enfermedad mental y sus consecuencias.

La importancia de pedir ayuda a tiempo y no estigmatizar a las personas que padecen esta patología.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) había establecido en el año 2010 que para el 2020 los trastornos mentales, entre los cuales se encuentra la depresión, serían la segunda causa de muerte en el mundo; sin estar prevista la actual pandemia, razón por la cual se han incrementado las consultas.

Los trastornos del humor, dentro de los que se haya la depresión, representan el 11 por ciento de consultas en Salud Mental. Siendo el principal motivo de consulta los trastornos de ansiedad con el 20 por ciento, hubo en esta etapa de pandemia un 5 por ciento de incremento de estos trastornos comparados con años anteriores”, detalla el titular de la Dirección General de Salud Mental y Adicciones de la provincia, doctor Walter Sigler.

Y añade que, el 61 por ciento de las consultas provienen de mujeres y el 39 por ciento de varones.

Actualmente, la OMS estableció que para el 2030 el principal motivo de muerte en el mundo serán los trastornos mentales.

Consultada al respecto, la psiquiatra del hospital Nuestra Señora del Carmen, doctora María Paola Martínez Lazarte, quien se desempeña en este momento en el servicio de telemedicina, explica:

La depresión es un problema de salud muy serio. El cuadro clínico está caracterizado por un descenso del estado de ánimo, la pérdida del interés y la capacidad de disfrutar de la persona, se reduce la energía muchísimo, y eso se da en un periodo mínimo de dos semanas. Las personas con depresión presentan síntomas de ansiedad, se les altera el sueño, tienen sentimientos de culpa, baja autoestima, dificultades para concentrarse, y todo eso va a producir muchos problemas en su vida social, laboral y familiar”.

Esta situación en un periodo de tiempo largo y con síntomas intensos, puede llevar a ocasionar en el peor de los escenarios un suicidio.

Es por ello, destaca la profesional, es sumamente importante que la persona pueda pedir ayuda a tiempo y sea tratada por un psicólogo o psiquiatra. Y aclara que, aunque sí puede existir en menor grado una predisposición genética para sufrir depresión, esta enfermedad está más vinculada al contexto del paciente.

Una de las cuestiones que se recomienda en la OMS es bajar la estigmatización de la enfermedad mental en general, para que la persona pida ayuda. En varias ocaciones nos damos cuenta de que este individuo empieza a tener problemas en sus actividades laborales o sociales, no habla, no disfruta de lo que antes sí; esos son signos de alarma para el entorno. Pero el problema es que muchas veces esa persona no pide ayuda por la estigmatización de la enfermedad mental. Por eso se busca hablar sobre la depresión y las diversas maneras de pedir ayuda en los distintos medios de comunicación, la escuela o el trabajo”, sostiene.

Si sufres algún tipo de trastorno mental, pide ayuda.

En Puebla, la Secretaría de Salud del Estado cuenta con la línea telefónica 800 22 86 43 19, donde se ofrece apoyo psicológico a quienes padezcan depresión, ansiedad o tengan sentimientos de tristeza, miedo o angustia.