Daniel Álvarez López es uno de nuestros refuerzos para hacer frente al torneo Apertura 2020.

El futbolista nacido el 22 de julio de 1994 en Guadalajara, Jalisco, surgió de las fuerzas básicas del Atlas, equipo con el que hizo su debut en la Copa Libertadores del año 2015 y días después, tuvo su primer partido en la Liga MX durante el torneo Clausura 2015.

Para el Apertura 2017 llegó a los Rayos del Necaxa, institución de la que hoy proviene. El “Fideo”, como le gusta que le digan, se sitúa en el extremo derecho del campo, posición desde la que sin duda aportará al ataque poblano velocidad, habilidad y buena definición.