Un 1 de diciembre de 1949, nace Pablo Emilio Escobar Gaviria que fue un narcotraficante, terrorista y político colombiano, fundador y máximo líder del Cartel de Medellín.

Nacido de una familia campesina, Escobar demostró habilidad para los negocios desde muy pequeño. Inició su vida delictiva a finales de los sesenta en el contrabando, y a comienzos de la década de los ochenta, se involucró en la producción y comercialización de marihuana y cocaína al exterior.

Tras formar alianzas fundó el Cartel de Medellín, organización que en su mejor momento, monopolizó el negocio de la cocaína desde su producción hasta su consumo, controlando más del 80% de la producción mundial y el total del mercado ilícito de la misma en Estados Unidos.​

Logrando así consolidar su imperio criminal, convirtiéndolo en el hombre más poderoso de la mafia colombiana, acumulando una inmensa fortuna, consagrándolo así como uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes durante siete años consecutivos.

Para excusar su inmensurable capital, a comienzos de los ochenta Escobar trató de pulir su imagen a través de la realización de obras de caridad para los desprotegidos y con una breve incursión en la política, ocupando un escaño como representante a la cámara en el Congreso Nacional en 1982. Sin embargo en 1983, tras diversas publicaciones del diario El Espectador y con la acusación directa del ministro de justicia Rodrigo Lara Bonilla, pierde su escaño y es acusado públicamente por sus negocios ilegales. Meses después, Lara Bonilla y Guillermo Cano, director del El Espectador, son asesinados por órdenes de Escobar.

Para 1985, el narcotráfico ya estaba en auge y asimismo los carteles dominaban Colombia, lo que desató una guerra contra el gobierno. Los narcos tenían ejércitos privados, negocios por todo Colombia y el control de mercados como el de las esmeraldas.

La guerra de los narcos contra el Gobierno, se tornó violenta y sádica. Tras el asesinato de Lara Bonilla en abril de 1984, Betancur se dispuso a aplicar el tratado de extradición de narcotraficantes a Estados Unidos.

Tras muchos intentos de negociación y múltiples secuestros y asesinatos selectivos de jueces y funcionarios públicos, en 1989, el Cartel de Medellín con Escobar al mando declaró la guerra total contra el Estado.

Organizó y financió una extensa red de sicarios, fieles a su mando, asesinó a personalidades clave para la institucionalidad nacional y perpetró actos terroristas indiscriminados con el empleo de coches bomba en las principales ciudades del país que desestabilizaron al mismo, puso a las autoridades de rodillas, lo que lo convirtió en el criminal más buscado a comienzos de los años noventa. Fue responsable del asesinato de 657 policías entre 1989 y 1993.

Después de la consumación de la Asamblea Nacional Constituyente en 1991, que le dio a Colombia una nueva constitución y la prohibición de la extradición de nacionales a Estados Unidos, Escobar decidió someterse a la justicia con la condición de ser recluido en La Catedral, una ostentosa cárcel ubicada en sus terrenos. Tras demostrarse que aún seguía delinquiendo tras las rejas, el Gobierno quiso capturarlo, por lo cual Escobar se dio a la fuga.

Tras su escape, el gobierno conformó el denominado Bloque de Búsqueda para recapturarlo y tras diecisiete meses de intenso rastreo, fue tiroteado en un tejado de un exclusivo sector de Medellín, el muere a los 44 años de edad el 2 de diciembre de 1993.

Hoy que recordamos su nacimiento te dejamos estos datos sobre su vida que no podrás creer:

  • Tenía un verdadero zoológico privado en la Hacienda Nápoles, ubicada en la localidad de Puerto Triunfo, él construyó un zoológico privado con hipopótamos, jirafas, elefantes y otros animales. Llegó a tener más de 1500 especies.
  • Antes de dedicarse al narcotráfico, en sus años de adolescente, Escobar robó lápidas para vender a contrabandistas.
  • El día que quemó alrededor de dos millones de dólares, Escobar quemó esa suma de dinero para darle calor a su hija Manuela cuando ella se encontraba enferma. En esos años, Escobar estaba escondido de las autoridades.
  • Pablo Escobar se ofreció a pagar la deuda externa de Colombia, estimada en 10 billones de dólares. Quería evitar una extradición a los Estados Unidos y era capaz de hacer cualquier cosa para ello.
  • Gastaba 2.500 dólares mensuales en ligas elásticas, invertía esa suma de dinero en ligas para acumular los fajos de billetes.