La capa es una prenda que se decía que ya estaba a punto de desaparecer, sin embargo diversos diseñadores han traído de vuelta esta prenda remasterizada a las tendencias de hoy en día.

La característica de la capa es que se sujeta al cuello o va cargada a lo ancho de los hombros, esta última es una nueva versión modernizada y estilo minimalista.

Las capas son súper calientitas así que son tu mejor aliado para el frio de invierno y lucir de lo más chic y fashionista.

Recuerda que por si misma la capa ya es muy llamativa, así que lo mejor será que el resto de tu outfit sea discreto. Recoge tu cabello y evita añadir accesorios.

Al ser una prenda que genera volumen, conviene que complementes tu outfit con prendas ajustadas y no sueltas; podrías usar un cinturón que contribuya a marcar la figura.

Procura hacer un equilibrio con la parte de abajo y prefiere el uso de prendas ajustadas como leggings, pantalones pitillo y faldas estilo tubo.

Para aquellas mujeres que son bajitas de estatura lo mejor será que la capa te llegue a la cadera o un poco más largo pero con buena caída; lo mejor es que lo uses con tacones.

Para las que son altas tienen mayor libertad para escoger el largo; solo que no deben abusar del volumen ya que puede no favorecerte.


Cuando desees llevar capa evita por completo el uso de cartera o bolso de colgar en el hombro, tu mejor aliado son los bolsos cruzados, clutch o una cartera que puedas cargar en la mano.

En caso de desear reducir visualmente el volumen, lo mejor será que lleves una capa ceñida en el área de la cintura o cuente con algún detalle a la altura de la cintura.

Toma en cuenta que diversos diseñadores han creado una gran variedad de diseños; que comprende desde los casuales hasta más formales para un evento especial; una tendencia que ha marcado el Street style es el estilo bohemio o étnico en diseños tipo poncho o ruana, o la versión estilizada de un abrigo sin mangas con inspiración vintage. Sin importar cual sea el que más te agrade, lo mejor será elegir una capa no demasiado pesada y procura que sea versátil.

Con respecto a los estampados o lisos; todo va a depender del estilo de cada mujer; los lisos llegan a ser más formales y los estampados casuales; así como los flecos le dan un toque hippie e informal; ideal para un fin de semana.

Todo detalle llama la atención al área del cuerpo en que este ubicado, por lo que se debe procurar que siempre sea en zonas que nos agraden y deseemos destacar. Dentro de los detalles están los flecos, bordados y apliques incluyendo la piel sintética.

Toma en cuenta que el tamaño del estampado debe ir en armonía con la estatura de quien luzca la capa; es decir una mujer muy delgada con una capa con estampados grandes hará que se pierda detrás del dibujo.

Elige el color que mejor vaya con tu tono de piel, color de cabello y ojos; evita a toda costa aquellos tonos que te hacen lucir cansada, resalta ojeras, arrugas e imperfecciones.

Las capas cortas son ideales para aquellas que tienen un torso largo o deseas destacar la zona de la cadera, mientras que los modelos más largos les va muy bien a aquellas que quieran alargar el torso o bien acortar las piernas.

Fuente: Revista Única.