El bicarbonato de sodio es uno de los remedios caseros más prácticos, económicos, efectivos y fáciles de usar que podrás utilizar, en este caso, para blanquear los dientes

Bicarbonato de sodio: tres remedios para blanquear los dientes naturalmente.(FOTO: UNSPLASH)

Una sonrisa perfecta es nuestra mejor carta de presentación al interactuar con alguien más, por eso debemos mantenerla bien cuidada, a través de la higiene. Hoy te daremos tres remedios para blanquear los dientes naturalmente, utilizando el maravilloso bicarbonato de sodio.

Probablemente hayas escuchado que el bicarbonato de sodio tiene muchísimos usos, no solo para la belleza, sino también para la salud, y otro muchos más, que seguro desearás conocerlos todos. Pero empecemos con el blanqueamiento de dientes, que no te va a tomar mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Te explicamos.

La aparición de manchas en los dientes suele suceder cuando la dentina queda desprotegida por el deterioro de su capa más superficial, lo que permite la entrada de ciertos pigmentos de los alimentos y bebidas, que le aportan un color amarillento a la pieza dental.

Los factores que aumentan la probabilidad de que tus dientes se manchen van desde adoptar malos hábitos como fumar y beber alcohol, algunas lesiones, y, claro, los cambios propios del envejecimiento.

Y aunque existen otros procedimientos odontológicos que te corrigen este problema, también hay remedios caseros infalibles que lo harán de manera natural y cero agresivo.

REMEDIOS CON BICARBONATO PARA BLANQUEAR LOS DIENTES

Ingredientes naturales como el limón, el carbón, así como el propio bicarbonato, tienen la capacidad de limpiar nuestros dientes fácil y rápidamente. Elige siempre lo natural.

  • Bicarbonato de sodio con jugo de limón

Debido a las propiedades astringentes que posee en bicarbonato, combinadas con el jugo del limón, este remedio es muy efectivo para lucir un aclarado dental, gracias a sus efectos ácidos que ayudan a crear una barrera de acción antibacteriana para regular el Ph en la boca, y así evitar el crecimiento bacteriano.

Deberás humedecer el bicarbonato de sodio con el jugo de limón, ya sea directo al cepillo de dientes, o preparando una pasta mezclando los mismos ingredientes.

Una vez que está preparado, aplícalo en tus dientes con un cepillo, y déjalo actuar por un lapso de 3 a 5 minutos. Recuerda que tienes que enjuagar tu boca.

  • Bicarbonato de sodio con agua oxigenada

Las propiedades del bicarbonato de sodio, combinadas con el agua oxigenada, hacen posible que logren el blanco perfecto en tus dientes, pues ésta última, contiene beneficios aclarantes y antibacterianas, y potencian los efectos del bicarbonato, lo que también ayuda a proteger los dientes. Ambos ayudan a que disminuya el crecimiento de las bacterias en la boca.

INGREDIENTES

-1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)

-1 cucharadita de agua oxigenada al 3% (5 ml)

PREPARACIÓN

Mezcla los ingredientes para lograr una pasta suave, y aplícala en tus dientes durante 3 minutos. Luego, retírala enjuagando con agua. Recuerda usarlo a diario una vez al día.

  • Bicarbonato de sodio con aceite de coco

Ya hablamos de las bondades del bicarbonato de sodio, y ahora toca el turno del aceite de coco, que es rico en compuestos antiinflamatorios y antimicrobianos, que evita la proliferación de bacterias en los dientes.

Es ideal si quieres eliminar las manchas amarillas en los dientes, así como la acumulación de placa, además que, gracias a su textura, forma una pasta fácil de aplicar.

INGREDIENTES

-1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)

-1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g)

-3 gotas de aceite esencial de menta

PREPARACIÓN

Mezcla el bicarbonato de sodio con la cucharada de aceite de coco y las gotas de menta, formando una pasta cremosa. Posteriormente, colócala en tu cepillo de dientes, y cepilla de 3 a 5 minutos, para, finalmente, enjuagar y retirar los residuos. Este remedio puedes utilizarlo todos los días.

FUENTE:SOY CARMÍN