Esta niña de origen judío dejó testimonio en un famoso diario de los dos años que vivió oculta con su familia para escapar al exterminio nazi.

Fue hija de una familia germana de origen judío, que se trasladó a los Países Bajos con la llegada de Hitler al poder en 1933. Durante la Segunda Guerra Mundial, después de la invasión alemana de Holanda en 1940 y de padecer las primeras consecuencias de las leyes antisemitas, Ana y su familia consiguieron esconderse en unas habitaciones traseras, abandonadas de un edificio de oficinas, donde permanecieron ocultos desde 1942 hasta 1944, cuando fueron descubiertos por la Gestapo.

Ana llevó un diario de ese período de reclusión, que su padre, único superviviente de la familia, dio a conocer acabada la guerra, después de que Ana y el resto de la familia murieran en campo de exterminio. El Diario constituye un conmovedor testimonio de ese tiempo de terror y persecuciones.

En el Diario Ana escribe a Kitty, una amiga imaginaria, para contarle las penurias de su vida en el escondite donde vivió desde el 14 de junio de 1942 al 4 de agosto de 1944, cuando la Gestapo los detiene a ella, a su familia, la familia Van Daan (la madre, el padre y su hijo Peter) y el dentista Dussel, escondidos ahí con la esperanza de escapar de los nazis.

Ana cuenta la vida en aquellos pocos metros cuadrados en que la convivencia de ocho personas, arrancadas de la vida normal, planteaba tantos y tan delicados problemas, además narra el desarrollo de la existencia cotidiana con tal sencillez, fuerza y verdad, que su diario se convirtió en lectura obligada.

Las páginas del Diario generalmente son alegres y divertidas, características del desarrollo intelectual y físico de una muchacha de su edad, pero con la complicación de su reclusión, describe sus relaciones y juicios sobre sus familiares y compañeros de aislamiento. Además también narra los acontecimientos y fases de la guerra y de la política mundial, tal como lograban llegar a aquel refugio aislado.

Ana habla de sus sentimientos a corazón abierto y también de los peligros, con claridad y sin perder la esperanza. También describe el idilio que se inicia entre ella y Peter, que tiene la gracia de la espontaneidad.

El diario de Ana (Publicado posteriormente por su padre) se vuelve mundialmente famoso. De ahí sabemos que Ana quería convertirse en escritora o periodista y que tenía la intención de publicar las historias sobre la vida en la Casa de atrás.

El 25 de junio de 1947, Het Achterhuis (conocido en español como El Diario de Ana Frank) es publicado en una edición de 3000 ejemplares. Y desde entonces no se detiene, el libro se traduce a cerca de 70 idiomas, se escribe una obra de teatro y una película. La gente de todo el mundo se familiariza con la historia de Ana y en 1960 el escondite se convierte en un museo, la Casa de Ana Frank.

Otto permanece estrechamente involucrado, tanto con la organización como con el museo Casa de Ana Frank hasta su muerte en 1980, esperando que los lectores del diario tomen conciencia de los peligros de la discriminación, el racismo y el antisemitismos.

Con información de biografías y vida

Si quieres saber más de su fascinante historia: http://revistaunica.com.mx/ana-frank-su-historia/