Hoy 6 de abril se celebra el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz.

El deporte tiene el poder de cambiar el mundo e históricamente ha desempeñado un papel muy importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividad física sin más o incluso de juegos.

El deporte es un derecho fundamental, así como una herramienta poderosa para fortalecer lazos sociales, para promover el desarrollo sostenible, la paz, el bienestar, la solidaridad y el respeto.

Incluso desde el confinamiento en nuestros hogares podemos unirnos y compartir formas creativas para mejorar nuestra salud y bienestar a través del deporte y la actividad física.

Activos frente al COVID-19

La pandemia de coronavirus (COVID-19) cada día se extiende a más países, territorios y regiones del mundo a un ritmo alarmante, por lo que el distanciamiento físico y social se ha convertido en la norma para frenar la propagación de la enfermedad.

El cierre de gimnasios, instalaciones deportivas, estadios, piscinas públicas, salones de baile y parques infantiles tiene como consecuencia que muchos de nosotros no podamos practicar actividades deportivas o físicas, ni individualmente ni en grupo como quizás estábamos acostumbrados.

Sin embargo, la situación en la que nos encontramos no significa que debamos dejar de mantenernos activos físicamente, pues existen maneras de seguir rutinas desde nuestro hogar.

La Organización Mundial de la Salud recomienda al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad alta por semana, o una combinación de ambas.

Existe una gran cantidad de materiales en línea, gratuitos y accesibles, destinados a alentarnos a todos y todas, a cualquier edad y con cualquier condición física, para mantenernos en movimiento mientras permanecemos en casa.

Que la actividad física se convierta en un hábito en tu vida es uno de los objetivos de este día.

Con información de Naciones Unidas.