Aunque es especialmente peligroso para los mayores y quienes tienen otras enfermedades, los jóvenes no están exentos de contraer el virus y padecer sus síntomas más severos.

Las elecciones hechas por los jóvenes pueden ser “la diferencia entre la vida y la muerte para otra persona”, dijo el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Pasan los días y cada vez se aprenden más y nuevas lecciones en relación al coronavirus, por ejemplo, que, aunque está golpeando más a las personas mayores, los jóvenes no están a salvo.


A pesar de los datos iniciales de China que mostraban que las personas mayores y las personas con otras afecciones de salud eran las más vulnerables, hay jóvenes -desde los veintitantos hasta principios de los cuarenta- que están gravemente enfermos.


Las declaraciones del jefe de la OMS surgen luego de informaciones de que jóvenes en muchos países no siguen las advertencias de salud de las autoridades debido a que la mayoría de las víctimas del virus son pacientes mayores.


Nueva evidencia procedente de Europa y Estados Unidos sugiere que los adultos jóvenes no son tan inmunes al nuevo coronavirus que circula por todo el mundo como se pensaba en un principio. En Italia, el país más afectado en Europa, casi una cuarta parte de los casi 28.000 pacientes con coronavirus tiene entre 19 y 50 años, según datos del sitio web Statista.


Los adultos más jóvenes generalmente son más resistentes que las personas mayores, pero un incremento en los problemas de salud crónicos en los millenials (ahora en sus veintitantos y treinta y tantos años) los ha vuelto menos resistentes de lo que piensan.


Los datos de muchos países muestran claramente que las personas menores de 50 años constituyen un porcentaje significativo de los pacientes que requieren hospitalización. Muchos requieren cuidados intensivos, según datos de Italia y Francia, y el riesgo es particularmente grave para aquellos con dolencias que aún no se han diagnosticado.

Además, alrededor del 17 por ciento de los hombres y el 12 por ciento de las mujeres de entre 18 y 44 años fuman cigarrillos, y del 4 al 7 por ciento usan cigarrillos electrónicos, según las cifras nacionales. Ambas actividades elevan el riesgo de enfermedades respiratorias.


El coronavirus puede enfermar o matar a los jóvenes, que deben evitar las reuniones para no propagarlo a las personas mayores y más vulnerables, dijo el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Cuando uno es joven y fuerte cree que es invencible y que puede superarlo todo. Ahora, hay que pensar en un bien común, en la sociedad y ser solidarios. Los jóvenes tienen un rol muy importante en esta pandemia”, concluyó Bonvehí.

Infobae.